"El que decide si compra o no un producto socialmente responsable es el consumidor"




La senadora presentará "Un Traje a Medida" en La Feria del Libro el próximo 3 de mayo. En diálogo con Infobae, analizó los desafíos pendientes de una agenda que interpela al Estado y al sector privado: la responsabilidad empresaria

"Surgió como una idea, se transformó en un sueño y hoy es una realidad". Con esa frase la senadora nacional María Laura Leguizamón definió "Un Traje a Medida", su libro sobre Responsabilidad Social Empresaria que será presentado en La Rural el martes de la semana que viene.

La obra recopila el trabajo parlamentario de la legisladora sobre el tema y plantea desafíos de una agenda cada vez más desafiante, que abarca al Estado y al sector privado. La autora convocó a un panel compuesto por dirigentes, legisladores, gobernadores y funcionarios para el lanzamiento oficial de la publicación editada por Octubre.

En diálogo con Infobae, Leguizamón repasó qué es "Un traje a Medida" e hizo especial hincapié en la decisión final del consumidor, que es quien termina validando con sus acciones la elaboración o no de un producto socialmente responsable.

- ¿Qué es Un Traje a Medida?

- Es un libro de Responsabilidad Social Empresaria que pretende ser la síntesis de la historia del tema en el parlamento argentino. Se inicia en 2005 con un proyecto de ley del que soy autora con el objetivo de motivar a nuestra agenda pública y a nuestra comunidad sobre un debate abierto, sincero y desafiante que muchas veces genera controversias.

Quisimos plantear cómo interactúan el sector público y el privado buscando un nuevo espacio que pretende salir del concepto filantrópico de que el sector privado da lo que le sobra, y transformarlo en "darnos mutuamente"; la comunidad hacia las empresas y las empresas a la comunidad.

- ¿Y con qué se encontró cuando empezó a investigar el tema?

- Es una historia linda para contar. Yo convoqué a las grandes empresas de la Argentina para iniciar el debate de esta agenda y la construcción del debate social. Y se armó un lío casi de telenovela. Se enojaron, se ofendieron; me dijeron que el Estado no tenía que meterse en el sector privado.

Fue muy desafiante tratar de convencer a grandes empresarios, quienes me amenazaban con el departamento de legales. Y yo tomé ese desafío casi como una provocación. Tanto lo tomé que no presioné para aprobar el proyecto y generé jornadas y espacios de debate. Como pasa siempre, la realidad fue ganando protagonismo y hoy la presentación de balances sociales es normal y natural. Fue un camino largo e interesante.

- ¿Qué se puede hacer hoy desde el Congreso y desde el gobierno nacional para apuntalar la Responsabilidad Social Empresaria?

- Hay una oportunidad enorme. No es sólo lo que el Senado o el Congreso puedan plantear, sino que muchas veces ahí se da la interacción con el sector privado. Uno de los temas que estoy trabajando es el seguimiento de la huella de carbono, que es una cuestión de agenda mundial.

Y esa medición en determinadas producciones tiene un impacto altísimo en su costo. Y eso a su vez repercute sobre los consumidores. No olvidemos que el eslabón final es el usuario. El que decide en la góndola del supermercado si compra o no un producto socialmente responsable es el consumidor; un producto libre de trabajo infantil, libre de mano obra esclava, libre de hacinamiento de trabajadores...

El ministro de Economía francés me contó que en la agenda de ellos uno de los principales ítems es el desaliento a las compras en los grandes almacenes que hay en sectores asiáticos con personal hacinado después de un incendio en una fábrica que realizaba prendas para marcas internacionales.

Todas estas cosas al final tienen un impacto económico. Este es el círculo que nosotros trabajamos en el Senado, además de la concientización y la creación de estos proyectos.

- ¿Qué importancia le dan las empresas al impacto ambiental?

- La RSE plantea que luego del cumplimiento de las leyes hay que ir un poquito más. Esto es dar un poquito más, animarse. Por ejemplo, a discutir la medición de la huella de carbono, o pensar en cómo minimizar pequeños impactos diarios como por ejemplo la recolección de residuos o el reciclaje. Creo que están tomando mucha conciencia. Ha ayudado mucho que los chicos lleguen del colegio más animados y motivados sobre este tema.

Maria laura leguizamon



Twitter

Feliz #DiaDeLaLealtad . "Nuestro compromiso es con la felicidad del pueblo y la grandeza de la nación". #17DeOctubre

María Laura Leguizamón

@mlleguizamon

Suscribite al Newsletter

Enviar